Cómo escribir el primer post de un blog

Cómo redactar el primer post de un blog - Sonia Duro Limia

Cómo escribir el primer post de un blog

Qué momento ese en que te sientas para escribir el primer post de un blog, ¿verdad?

Pero, en realidad, es como los demás, al menos a nivel técnico. Sí ya, sé que las emociones son más fuertes y más si el blog es tuyo, como es este caso.

Nervios, emoción, alegría y… algo de miedo, también.

Te van a leer por primera vez. Sales a la batalla con el corazón encogido esperando causar buena impresión, pero sin respirar hasta que alguien dice algo. ¿Cómo será ese primer comentario? ¿Y si no gusta el tema que has elegido?

Conozco perfectamente esa sensación.

He estrenado varios blogs y ya he pasado varias veces por ese primer post de un blog. Pero no es lo mismo hacerlo para clientes que hacer el tuyo propio o el que te ha encargado tu empresa.

Así que, para reducir todo tu estrés, o casi, y ayudarte a enfocar cómo debes escribir la primera publicación de esa bitácora, vamos a repasar los aspectos formales y técnicos que hay detrás.

Antes de escribir el primer post de un blog

Al menos, estas 3 situaciones son las que te llevan a empezar un blog desde cero:

  1. Te lo encarga la empresa en la que trabajas.
    A veces las PYMEs aprovechan los recursos internos para poder reducir costes o aprovechar los conocimientos que tienen de la compañía el personal propio.
  2. Quieres potenciar tu marca personal.
    Eres freelance, tienes clara la relevancia que un blog personal tiene para comunicar y atraer a tus clientes potenciales.
  3. Inicias el blog de uno de tus clientes.
    Las agencias de marketing, las especialistas en transformación digital y los freelancers nos encontramos con que muchos de nuestros clientes no tienhttps://winlead.es/sobre-winlead/en blog. Y debemos empezar a construir su estrategia de comunicación digital en base a ellos.

En cualquiera de estos casos la responsabilidad que recae sobre ti es mucha. Con él inicias la parte más importante en una estrategia de marketing de contenidos.

El blog es el punto neurálgico de una estrategia de #MarketingDeContenidos. #blogging Haga clic para Tweet

Aquí arranca la comunicación digital de una empresa que, quizá, nunca se ha estrado en el mundo 2.0, salvo con una web. Es el momento en que, como marca empresarial o personal, podemos empezar a ser útiles a nuestros clientes.

En una bitácora les regalarles los contenidos que creamos para ellos. Y con el primer post de un blog tenemos la ocasión de hacerlo desde el primer momento.  No lo desaproveches.

Alguien dijo que “sólo tenemos una ocasión de causar una primera buena impresión”. No recuerdo el nombre, perdón.

 

*Define tu target

Si no sabes para quien escribes difícilmente puedes llegar a conectar con sus emociones o a resolver sus dudas.

Por eso, antes de nada, es imprescindible que tengas definido los Buyer Persona de tu target.

Identifícalos y escribe para ellos.

 

*Define tu calendario editorial

Es mejor que no improvises con los contenidos. Haz un calendario y marca en él:

      • La frecuencia de publicaciones en tu blog.
      • Los temas de los que vas a hablar. Recuerda ajustarlos con la vida de las personas. Por ejemplo, en Navidades, relaciona a tu sector con esta festividad.
      • Estudia y decide cuál es el mejor día para publicar los posts de tu blog.

Cuanto más estructurado tengas este apartado, más fácil te resultará sentarte ante el Word en blanco que te reta con el primer post de un blog.

 

10 Consejos para redactar el primer post de un blog - Sonia Duro Limia

 

10 Consejos para escribir el primer post de un blog (mientras escribes)

Ha llegado tu momento. Ese instante mágico y desconocido en el que te enfrentas al Word que contendrá el primer post de un blog.

Hoy no voy a extenderme en explicar en detalle cómo redactar el post ideal. Pero sí que te remito a Alberto Alcocer, que tiene un artículo fantástico en SocieTIC.

En lo que voy a centrarme es en las características básicas y únicas que debe tener un primer artículo de bitácora. Lo vemos desde un punto de vista personal y técnico, ¿te parece?

 

/1/ Tono

Define el tono de tu blog desde el primer momento. El criterio que puedes utilizar para ello es saber cómo habla tu target.

¿Estás representando un blog corporativo? Utiliza un tono formal.

¿Te diriges a millennials? Sé más informal.

En paralelo a estos criterios, recuerda que puedes combinar un tono más coloquial y cercano. No son incompatibles. De hecho, son recomendables para generar engagement.

De cualquier modo, deben reflejar tu identidad, tu carácter, tu estilo. Es importantísimo que te sientas cómodo escribiendo el primer post de un blog, porque eso te va a motivar a seguir haciéndolo.

Sentirte cómodo escribiendo el primer post de un blog te motiva para seguir haciéndolo.

Así que, piensa cómo eres tú, cómo es tu target, mételo en la coctelera y crea tu primer post.

 

/2/ Estilo

De la mano del tono, va el estilo. Y esto, también tiene mucho que ver con cómo eres y qué quieres demostrar a quien te lee.

Y cuando hablo de estilo me refiero a vocabulario, argot, admiraciones… Pero también pienso en la maquetación de tus posts.

Evidentemente, hay unas pautas que la gran G marca y a las que deberíamos atenernos, si queremos que nuestros artículos posicionen en el buscador. Pero no hace falta que repliques lo que ves en otros blogs. Por ejemplo, en el primer post de un blog puedes marcar ya el estilo de imágenes que quieres que lo definan.

 

/3/ Atemporal

No es extraño encontrarnos con un primer post de un blog que manifiesta explícitamente serlo en el título o en la primera línea de la redacción.

Entiendo que quieras decirlo. ¡Qué te voy a contar si este es el primer post de mi blog!  🙂 Pero no lo hagas ni en el título ni en la introducción del post.

Hay muchos primeros posts que se titulan algo así como “bienvenido a mi blog”. O que empiezan diciendo “Este es mi primer post”.

Invertimos mucho tiempo y amor en redactar un post y tenemos que lograr que sea atemporal. Sería conveniente que escribiéramos posts que se podemos difundir en cualquier momento, excepto noticias, eventos, etc., que necesariamente lo son.

Así que, grita a los 4 vientos que es tu primer post, ¡claro que sí! Pero recuerda que Google no te tratará igual si lo dices en los lugares clave que a él le gusta rastrear.

 

/4/ Escribe para tus usuarios

El contenido que publicas en nonbre de una marca empresarial o personal debe tener al cliente en el centro, si quieres que se fije en ti. Y, el primer post de un blog, puede ser una gran ocasión para lograrlo.

Por eso tus entradas deben:

      • Ser útiles, para que tu target pueda hacer uso de ellas.
      • Dar respuestas, para que tus clientes puedan resolver sus dudas. Para saber cuáles son, mantén una escucha activa en redes sociales.
      • Diferenciarnos de la competencia. Tu blog te sirve para mostrar las soluciones que tienes para tus clientes y para diferenciarte de tu competencia. Aprovecha ese primer post de un blog que tienes que escribir y empieza a demostrarlo desde el principio.

 

/5/ Contenido 100% tuyo

Si el primer post de un blog tiene un marcado tinte personal, este punto aún más.

Hay muchos tipos de contenidos que puedes publicar en la entrada de un blog. Por ejemplo:

      • Entrevistas
      • Manuales y guías
      • Opiniones
      • Resúmenes de eventos
      • Investigaciones

Sin embargo, yo creo que el primer post debes huir de los que he comentado en esa mini lista.

En mi opinión, esta primera entrada debe ser 100% tuya, sin hacer entrevistas, sin listar a los 50 mejores “lo que sea”, sin mostrar opiniones.

Porque, generalmente, el 80% de los artículos que publiques serán similares a esto. Sí, harás alguna entrevista, mostrarás opiniones, irás a un evento y harás un post sobre ello. Pero el primer post de un blog debería ser un reflejo de lo que ese blog va a mostrar.

Por supuesto, si tu blog va dirigido a entrevistas, muestra la mejor que tengas en tu primer post. Pero si no es específico sobre estas temáticas, deja ver cómo puedes ayudar a tus potenciales clientes y la forma en que lo harás.

 

/6/ Escribe sobre un tema que te guste y conozcas.

Escribir un post siempre es un reto, pero enfrentarte con el primer post de un blog lo es aún más. Más allá de lo que supone su redacción técnica, hay muchas emociones puestas en él. Pero es un primer post y quieres que salga bien.

No lo dudes y escribe sobre un tema que domines y que te guste. Te va a ayudar a estar más cómodo escribiendo y vas a obtener un mejor resultado.

 

/7/ Crea un título atractivo y atrayente.

Los títulos de los posts son muy importantes, sí. Puedes tener el mejor contenido del mundo, pero si no consigues atraer a nadie, habrás trabajado y puesto tu alma en ello para nada.

Hay mucha competencia ahí fuera, muchos autores y marcas que tienen su blog hace más tiempo que el tuyo. Tienen mejor posicionamiento que tú y más seguidores. Por eso tu esfuerzo en construir un buen título para un primer post de un blog tiene que ser doble.

Porque, como dice Frank Scipion,

El copywriting no es un arte, es una ciencia.

Así que, practica, practica y practica.

Con el primer post de un blog lo normal es que no te conozcan, con lo cual es obligado que despiertes el interés de tus posibles clientes a través de un post.

También puede ser que tu comunidad sepa quién eres porque has estado activo digitalmente, como marca empresarial o personal. Si es así, debes ser muy exigente contigo. Te van a estar mirando y, recuerda, ésta es tu única oportunidad de causar una primera buena impresión.

 

/8/ Utiliza palabras clave en lugares estratégicos.

Este primer post de un blog te sirve para aplicar todos los trucos que quizá ya sabes sobre ya sabes sobre blogging. Pero en caso de no ser así, te doy 4 tips vitales para el SEO de tu entrada.

      1. Escribe la Keyword en el título, lo más a la izquierda posible.
      2. Coloca la Keyword en la primera frase del post, lo más a la izquierda posible.
      3. Inserta la Keyword en la última frase del post, lo más al final posible.
      4. Reparte la Keyword en el copy de tu post. Hazlo de forma repetitiva y natural.

 

/9/ Optimiza tus imágenes para SEO.

Tan importante es optimizar el texto de un post como el de las imágenes. Recuerda que Google tiene una sección para búsqueda por imágenes y también te ayuda a ganar posiciones en los resultados.

En los inicios de tu blog no vas a aparecer en los primeros resultados, pero no decaigas. Hay que empezar a trabajar por esos puestos desde el primer post de un blog. Lucha por ello en cada post.

 

/10/ ¿Y si no hay ninguna interacción con tu primer post de un blog?

Todos hemos tenido una primera vez para todo en la vida. Y escribir en un blog es una de esas “veces”. En el sector del marketing digital hay grandes referentes, que nos han explicado que en su primer post no pasó nada. De hecho, lo más normal sería eso.

Pero, tener en tus manos algo tan delicado como es un blog, bien merece la pena que te armes de paciencia, seas constante en tus publicaciones, apliques los detalles técnicos que hacen que sea atractivo para los buscadores y le pongas una buena dosis de amor.

Verás que esta combinación hace que tus seguidores vayan creciendo y, con ellos, tu reputación digital.

 

/Bonus consejo/ Rodéate de bloggers experimentados.

Alicia Rodríguez, de SoMeChatES, es la primera persona que me dio la oportunidad de publicar en un blog de prestigio dentro del Marketing Digital. Ella suele decir:

“Tírate a la piscina. Siempre hay agua”.

Con esa frase he aprendido que, a pesar del miedo que da apretar el botón de “publicar” en WordPress, todo es más sencillo cuando tienes a gente alrededor que te ayuda a resolver tus dudas.

Seguro que tienes a algún referente a quien le preguntarías qué hacer. Hazlo. Este consejo se lo escuché a Miguel Florido en una de sus ponencias y lo apliqué. ¿Sabes qué? Funcionó.

Por supuesto, aunque éste sea el primer post de un blog, pongo a tu disposición toda mi experiencia para que me consultes todas tus dudas.

 

Difunde tu primer post - Sonia Duro Limia

Después de escribir tu primer post de un blog

Has escrito tu primer post. ¡Wow, felicidades! (Por cierto, más de 500 palabras ¿verdad?).

Tu trabajo no ha terminado porque ese Word tienes que:

      • Subirlo a WordPress (o a tu gestor de contenidos).
      • Repasarlo antes de publicar.
      • Difundirlo para que todos lo lean.

 

/*/Maqueta tu primer post de un blog en WordPress o en tu gestor de contenidos.

Para que tu blog triunfe en tu sector, da igual el que sea, hay una cosa muy, muy importante que tienes que recordar:

Tu contenido tiene que gustar y resultar útil a tu público,
pero también debes optimizarlo para Google.

 

Así que, te recomiendo que tengas en cuenta las recomendaciones para poder maquetar un post, de forma que quede optimizado para los buscadores.

 

/*/ Repasa el post antes de publicarlo.

Cuando estamos escribiendo tenemos la sensación de haber redactado de la mejor manera posible. Sin embargo, te aconsejo que, antes de publicarlo, lo leas de nuevo al día siguiente. Es probable que puedas mejorar la redacción de alguna frase o que alguna expresión no te guste tanto como cuando la escribiste.

Además de esto, repasa los 10 consejos de redacción que hemos visto en este post.

 

/*/ Difunde el post en redes sociales.

Estás ante tu primer post de un blog. Redactado, maquetado y repasado. Pero si no lo das a conocer, nadie va a saber que existe.

Por eso, da difusión al post en los perfiles corporativos que ya tienes creados en las redes sociales. Y ten en cuenta una cosa: un post atemporal, como hemos dicho que es éste, puedes difundirlo varias veces en la misma red social. No te conformes con hacerlo solo una. Cambia la imagen y el copy y comparte la url, al menos, una vez al día durante la primera semana de haberlo publicado.

 

Nota personal: el primer post de mi blog

Cuando una empresa empieza a desarrollar su blog corporativo suele tener ya una historia offline. El desarrollo de su blog es, normalmente, fruto del interés que tiene en digitalizarse e iniciar el camino de su transformación digital. Es una decisión que aplaudo y apoyo porque un blog es el epicentro del marketing de contenidos.

En el caso de las startups es distinto, ya que el blog nace con la marca. Fue el caso, por ejemplo, de BlogsterApp. Son proyectos que han aparecido en un entorno digital y eso les hace ser consciente de la importancia que tiene una bitácora para cualquier marca.

Con freelancers es habitual que un autor se dé a conocer a partir de la creación de su blog o su web. Sin embargo, yo lo he hecho al revés. Llevo escribiendo más de un año como Guest Blogger en los blogs de algunas de las marcas más reputadas del sector del Social Media y el Marketing Digital. Por eso este primer post es algo diferente para mí.

Aquí, he querido recoger algunos de los referentes más importantes que he tenido en los años que llevo trabajando como Social Media Manager. Verás que he realizado menciones específicas o he enlazado con posts concretos a sus webs.

Es mi pequeño homenaje y agradecimiento por todo lo que he aprendido con ellos y por todo el apoyo que me han dado en estos años de profesión.

Es imposible utilizar esa técnica para todos, porque son muchos y se llenaría el post de enlaces. Pero sí que hay personas a las que admiro muchísimo, por su trabajo y por su calidad humana. Y, me vais a permitir, por favor, que mencione ahora a 12+1 de ellos. Por supuesto, os recomiendo que los sigáis porque son garantía de aprendizaje:

Tú puedes hacer lo mismo. Es posible que tengas a marcas o bloggers favoritos en los que mirarte. Y nombrarlos en el primer post de un blog te puede ayudar a canalizar esas emociones que aparecen en momentos vitales, como es éste.

 

Para terminar…

En este post quiero empatizar contigo y transmitirte que entiendo las emociones que sientes al escribir el primer post de un blog. Y da igual si es de tu empresa o tuyo propio.

Un primer post siempre es especial.

Pero también pretendo hacerte ver que es un post más dentro de un blog. Que ahora te parece que puede ser el más importante, pero cuando lleves varios meses escribiendo verás que cada uno es especial. Porque siempre vas a querer que el último sea mejor que el anterior.

Eso sí, tienes que trabajarlos a nivel de contenidos útiles para tu cliente y atractivos para Google. Si tienes poca práctica, aprenderás. Fórmate, lee, pregunta y practica. Escribe mucho y ya verás como el post de 1500 palabras que ahora tardas 6h en escribir, en poco tiempo lo harás en la mitad.

El primer post de un blog tiene una buena dosis de sentimientos y la técnica de cualquier otro. ¿Estás preparado para para empezar este reto?

 

Ayudanos a mejorar, te ha gustado?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Sonia Duro Limia

Community Manager y Social Media Strategist como Freelance. Especialista y apasionada en la creación y curación de contenidos. Enfocada en procesos de Transformación Digital de empresas y en cómo vender en internet. Docente en másteres y postgrados de marketing digital y perfecta conocedora del sector de la logística y el transporte.

También te puede interesar...

Guía definitiva para crear el Plan de Social Media... La presencia de las marcas en las redes sociales obliga a tener diseñado un Plan de Social Media Marketing. No se puede tener presencia en ellas sin s...

Send this to a friend