¿Qué es la infoxicación digital y cómo puedes evitarla?

El Blog de Sonia Duro Limia

Sonia Duro Limia - ¿Qué es la infoxicación digital y cómo puedes evitarla?

La infoxicación digital es una enfermedad del siglo XXI. ¿Sabes que podrías padecerla sin saberlo?

Alfons Cornella, a finales de 1999, ya empezó a hablar de ella antes de que Google llegara. Si en esa época ya proliferaban las noticias digitales, imagina de lo que estamos hablando hoy en día.

La Era Digital es, sin duda, la responsable de esta afección.

Cada día recibimos más inputs informativos de los que podemos asimilar. Además, los usuarios acudimos a los buscadores y a los medios sociales buscando respuestas a nuestras dudas o necesidades.

En este post quiero explicarte qué es exactamente la infoxicación, cómo identificarla y cómo evitarla.

Comenzamos.

 

 

¿Qué es la infoxicación digital?

La infoxicación digital es la sobrecarga o el exceso de información cuyo efecto es la falta de comprensión de los datos recibidos.

 

El término inglés que alude a ella es “overland information”, que se acuñó en 1996.

Es relativamente sencillo caer en esta enfermedad, ya que vivimos en una sociedad que ofrece el acceso a la información por numerosos medios. Además, somos consumidores proactivos de ella.

La infoxicación lleva a la incapacidad de parar de consumir inputs, a veces irrelevantes para el objetivo por el que habíamos iniciado una búsqueda de información.

Saltamos de una noticia a otra, sin acabar de leerla, sin profundizar en ella, sin aprender de ella.

¿Crees que esta definición se parece a algo de lo que haces a diario? Sal de dudas repasando los síntomas que aparecen con este trastorno.

 

Síntomas para saber si estás infoxicado

Es importante que sepas si esta padeces esta dolencia digital para saber qué la ha originado y cómo puedes salir de ella.

Hablamos de personas que acaban por no saber diferenciar la cantidad y la calidad de información. Acaban por decantarse por la primera y eso les puede llevar a lo contrario de lo que buscaban: la desinformación.

Y no es de extrañar que esto suceda, ante la avalancha de información ante la que estamos sometidos.

En el tiempo que he tardado en escribir el párrafo anterior, mira lo que ha ocurrido en Internet en tiempo real:

 

internet en tiempo real

 

Hay algunos síntomas que son comunes a los que sufren ansiedad por estar al día de todo.

Los vemos:

/1/ Comprobación reiterada de las notificaciones digitales recibidas.

Hazte una pregunta: ¿miras tu smartphone cada vez que te suena un aviso?

¿Y qué me dices de las redes sociales: eres de los que responde cada vez que aparece una notificación?

En ocasiones no sabemos esperar y concentrar nuestras respuestas en varios momentos del día. Necesitamos la inmediatez.

La necesidad de inmediatez puede llevarnos a la infoxicación.

 

Y, el problema de esta actitud es que puede ocasionarnos serios problemas en la optimización de nuestro tiempo. Necesitamos organización.

 

/2/ Miedo o ansiedad por no conocer las novedades de algún tema.

En la infoxicación digital aparecen miedos por perdernos la última novedad de algún producto, servicio o tema, en general.

Queremos saberlo todo y ese exceso de deseo de conocimiento, mal gestionado, puede llevarnos a la enfermedad del siglo XXI.

La infoxicación es la enfermedad digital del siglo XXI.

/3/ Leer en diagonal y sin profundizar como excusa para que dé tiempo a tener más información.

Sí, ya sé que, si estamos ante temas superfluos o que conocemos sobradamente, lo normal es leer en zigzag para tener el criterio de si ese contenido nos sirve para lo que buscamos. Pero eso sólo lo puedes hacer si eres especialista en esa temática.

Y, la clave es justo eso: definir el objetivo.

Si estamos ante un caso de infoxicación digital, la persona lleva a cabo este comportamiento de forma casi compulsiva y reiterada.

Pondré el caso de un Community Manager o de un emprendedor que está preparando los contenidos del día para sus redes sociales, según el Plan de Social Media definido

Este profesional está en riesgo ya se encontrará con más ventanas abiertas en el navegador de las que le da tiempo a leer para programar en la difusión. Si eso ocurre a diario, cuidado con la patología de la enfermedad.

 

/4/ Bloqueo ante el exceso de información.

Las suscripciones a los feeds de noticias, los e-mails que entran o los mensajes en el WhatsApp pueden llegar a ser tales que nos agobian y bloquean por no ser capaces de gestionarlos.

Ese miedo del que hablábamos y que te hace ir a mirar otra url, acaba paralizando.

La cantidad de información que tienes en la pantalla de tu ordenador puede ser incontrolable para ti.

 

Y la dejas para mañana, pensando que tendrás más tiempo. Y mañana ocurre lo mismo.

El resultado es que llega el final de la semana y no has sido todo lo productivo que necesitas.

olga berrios infoxicacion

 

/5/ Depresión por ineficiencia en la realización de tareas.

Estos síntomas que hemos descrito te llevan a una situación en la que acabas deprimido porque no has conseguido tus objetivos.

La consecuencia de la sobresaturación de información a la que estamos expuestos nos ha llevado a la infoxicación.

¿Serías capaz de saber por qué has llegado a esta situación?

Veamos las causas que han podido producirla.

 

¿Cuáles son las causas de la infoxicación?

Internet nos ha traído la inmediatez. Queremos las cosas ya y ahora.

Y eso hace que lo inmediato supere a lo importante, como dice uno de los clientes con los que colaboro.

Los buscadores nos han acostumbrado a encontrar lo que queremos cuando queremos, a tan solo un teclado de distancia. Podríamos decir que estamos malcriados.

De hecho, la propia definición de infoxicación nos trae la principal causa de la enfermedad digital del siglo XXI: el exceso de información.

Pero, ¿cómo llegamos a ese punto?

causas de la infoxicacion

 

¿Cuáles son las causas que te llevan a la #infoxicación? Conócelas en este post. #InformaciónDigital Haga clic para Tweet

 

/1/ El estrés

El pobre estrés es el enemigo de casi todos nosotros para casi todo, ¿verdad? Siempre aparece en las listas de enfermedades.

Realmente parece una causa clara por la que no leemos en profundidad.

Necesitamos llegar a realizar un número de tareas concretas cada día y si nos paramos a analizar lo que leemos, no llegamos a tiempo a realizarlas.

La solución que nuestro cerebro impone, a veces sin enterarnos, es la de la lectura superficial.

 

/2/ Inseguridad o inexperiencia

Cuando tenemos que hablar de algo que no conocemos bien buscamos todas las fuentes de información que están a nuestro alcance.

Pero la falta de tiempo puede llevarnos a no poder profundizar en ellas lo necesario. Ello hace que caigamos en el consumo cuantitativo de esas vías.

 

/3/ Fuentes de información de mala calidad

Es posible que no sepamos seleccionar adecuadamente los medios digitales a los que acudimos en búsqueda de información. Quizá no son claros en sus artículos en el blog y eso nos obliga a tener que recurrir a otras vías que lo complementen.

También puede ocurrir que los contenidos encontrados sean incompletos y necesitamos seguir con esa investigación.

 

/4/ Falta de criterio en nuestras búsquedas de información

Pongamos una dosis de autocrítica y pensemos que quizá somos nosotros quienes no sabemos buscar con precisión.

Es posible que pretendamos buscar toda la información que necesitamos en una sola fuente. Pero ésta, no tiene por qué poseerla toda y sí ser buena en una parte.

En vez de repetir la misma consulta, quizá sea interesante fraccionar y encontrar las respuestas que buscamos de forma más concreta.

 

/5/ Por falta de recursos digitales

La automatización y la digitalización llega a todas las áreas de trabajo, lo que nos trae herramientas que nos simplifican la realización de tareas.

El desconocimiento de su existencia puede llevarnos a trabajos manuales innecesarios, pesados y rutinarios, que desembocan en infoxicación.

 

/6/ Exceso de precaución. El “y si…”

¿Y si esto me hace falta para más adelante? ¿Y si luego no lo sé encontrar?

Pecar de precaución o miedo a perdernos algo puede llevarnos a tener guardada tanta información que al final nos resulte imposible de consumir.

Por ejemplo, te lees cada día los periódicos digitales por si aparece una noticia relevante. Cuando terminas y no hay nada aprovechable verás que has perdido un precioso tiempo que realimenta tu estrés.

 

/7/ Querer saber de todo

¿Eres de los que defiende la célebre cita “la información es poder”?

Cuidado si lo llevas al extremo porque puedes acabar infoxicado.

No es necesario saber de todo. De hecho, es imposible lograrlo.

La información es poder, pero, ¡ojo! puede llevarte a la #infoxicación. El por qué, en este post. #InformaciónDigital Haga clic para Tweet

Cada uno tenemos una especialidad y estamos formados (o queremos formarnos) en ella.

Querer abarcar todas las áreas de tu negocio no significa que lo sepas hacer bien en todas ellas. ¡Quizá lo que se te da bien es organizar a un equipo y que cada uno se dedique a lo suyo!

 

¿Cómo evitar la infoxicación?

Internet es el problema e Internet es la solución para la infoxicación.

 

A través de ella encontramos las herramientas necesarias para no morir sobreinformados.

Bueno, eso y el sentido común, que siempre es necesario en la organización de las rutinas diarias.

¿Cómo evitar la #infoxicación? Aplica estos 5 recursos. #InformaciónDigital Haga clic para Tweet

Seguramente tú tienes algún recurso más, que me encantaría que dejaras en los comentarios del final, pero yo te propongo que pongas en marcha los siguientes:

como evitar la infoxicacion digital

/1/ Organiza tu tiempo

No dejes que te coma el estrés y te lleve a la improductividad laboral. Organiza tu día de la forma más adecuada y asigna un tiempo concreto a cada tarea.

Para ello puedes utilizar herramientas sencillas, como Google Calendar u otras específicas para administrar el tiempo.

 

/2/ Establece prioridades

Relacionado con esa asignación de tiempo de la que acabamos de hablar está la prioridad de tareas.

Pueden estar determinadas por su importancia o por necesidad de horario.

Por ejemplo, programar las publicaciones que harás en las redes sociales es algo que puedes hacer a primera hora del día o un par de veces a la semana.

 

/3/ Utiliza herramientas para la curación de contenidos

De forma resumida, la curación de contenidos es la manera en que seleccionamos la información que necesitamos a partir de unas fuentes establecidas previamente.

Sin duda ésta es una de las mejores formas de evitar la infoxicación porque con ella solucionas varias de las causas que la han podido provocar.

Aquí sólo te nombro las 4 vías que considero básicas para el día a día de cualquier persona que trabaja con gran cantidad de información:

 

Lector de feeds

En su propia plataforma, te informan cada vez que hay una publicación de ese blog que te gusta tanto. La gran ventaja es que no recibes (a no ser que decidas dejar tu e-mail en la lista de suscripción) en tu correo la notificación.

Si te suscribes a muchos puede llegar a ser agobiante y difícil de gestionar. De ahí a la infoxicación hay un paso.

Seguramente, el más conocido y utilizado es Feedly. Es gratuito y, si no lo conoces, te recomiendo que te abras un perfil ya.

 

duro limia feedly

 

Las Redes Sociales

Seguir a marcas empresariales o personales también te facilita que puedas encontrar información relevante y útil para los temas que tratas.

Ten en cuenta que en cada red social será de un tipo diferente. Elige las que mejor se ajusten a tu proyecto.

Por ejemplo, LinkedIn más empresarial y Facebook más lúdica.

 

Guardar url’s

Seguro que te ocurre que estás navegando y te topas con un post que te encanta. Guárdalo en una herramienta aparte, que no te moleste a la vista.

Te son útiles Pocket o Evernote. No dudes en utilizarlas. Son gratuitas.

duro limia pocket

Alertas de Google

Crea tus alertas en Google para que no tengas que repasar tú a mano cada vez que buscas información para un término o temática.

Eso sí, te recomiendo que te abras un e-mail específicamente para esta tarea. Hazlo si, sobretodo, es un tema del que se habla habitualmente.

 

/4/ Selecciona bien tus fuentes de información

Si empiezas a utilizar los métodos que te propongo en este post es posible que no conozcas las fuentes de referencia a las que debes seguir en las herramientas de curación de contenidos.

No te preocupes. Verás que poco a poco sabrás cuáles son fiables y válidas para las que tú necesitas y cuáles no.

 

/5/ Ten tu propio criterio al cribar información

Aunque un referente realice una afirmación, si tú crees que no se ajusta a tu temática, no la utilices.

Piensa que cada uno escribimos y opinamos en función de nuestra experiencia.

Lo que es útil para uno puede no serlo para ti.

 

Conclusión

Las nuevas tecnologías avanzan y cada vez llegan más datos a Internet (el internet de las cosas es un ejemplo de ello).

No debemos huir de ello porque mejora nuestra vida personal y laboral, pero sí que debemos de aprender a vivir con ello. Es decir, tenemos que saber gestionar esta cantidad de noticias.

Además, tenemos una capacidad de procesamiento y de atención limitados. Y forzarlos no nos hace mejores trabajadores. Al revés.

Por tanto, te propongo que repases este post de vez en cuando. Revisa los síntomas y tus hábitos de trabajo. Utiliza las herramientas que hemos visto en él y evita la infoxicación.

Eso te hace más feliz, ¿no crees?

También te puede interesar...

Sonia Duro Limia

https://soniadurolimia.com

Consultora de Marketing Digital, Social Media y Social Selling. Especialista en estrategia digital y enfocada en cómo vender en Internet. Docente en másteres y postgrados de marketing digital y perfecta conocedora del sector de la logística y el transporte. Más de 20 años en ventas y con formación universitaria en Psicología.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Sonia Duro Limia solicita tu consentimiento para publicar y moderar los comentarios. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo “Privacy Shield”. Visita la política de privacidad para consultar cómo ejercer los derechos de acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan

2 Comentarios en ¿Qué es la infoxicación digital y cómo puedes evitarla?

  • gastre

    Escrito el 04 de julio de 2018 a las 07:37h Responder

    Excelente articulo @sonia_duro_limia
    La verdad que yo he padecido o padezco esta maldita enfermedad 🙂

    Pero creo que me estoy curando.
    He salido de unos cuantos grupos de telegram (de 10 facilmente)
    me lo he desinstalado del móvil, para sólo usarlo en el ordenador y liberar mi mente.
    Por suerte no uso facebook ni instagram y twitter sólo en versión desktop también.

    Llevo dos semanas improductivas aprendiendo sobre productividad

    Me organizo con google calendar, gmail y keep y cada vez me gusta más.
    Llevo dos semanas a tope con el UNSUSCRIBE y ya he conseguido el INBOX cero.

    Y para leer contenidos ni feed, ni redes sociales, ni alertas de google, uso «Google Now» y el solito se encarga de ponerme en bandeja los articulos que me interesan.
    Google me conoce mejor que yo

    Seguiremos organizandonos que mi mayor problema es que tiendo a procrastinar.

    uyy, una mosca…….

    Un saludo Sonia

    • Sonia Duro Limia

      Escrito el 04 de julio de 2018 a las 09:02h Responder

      Los que trabajamos en marketing digital estamos muy expuestos. Yo también he pasado por varias fases de infoxicación y no me parece una broma, porque me ha llevado a días absolutamente improductivos y llenos de ansiedad.

      Me parecen muy sanas las medidas que has tomado, Gastre, y te felicito por ellas.
      Cada uno tenemos que saber qué es lo que nos desvía de lo verdaderamente importante y aplicar las acciones concretas que nos lleven a centrarnos.

      La procranistación es otro mal… ¡ay! Quizá si te pones pequeñas metas diarias con pequeñas recompensas te puede ayudar a ir avanzando en los objetivos del día.

      Seguro que vas ir poniendo orden en tu día. Tiene toda la pinta de que lo vas a lograr.

      Un abrazo y gracias por hacer que la mosca no te impidiera dejar tu comentario. ????

Sonia Duro Limia - Ebook

Social Selling ¡Las claves para mejorar tus ventas!

En este ebook te enseño las acciones claves de Social Selling que necesitas realizar en cada una de las Redes Sociales, para que logres tus objetivos comerciales.

Responsable: Sonia Duro Limia. Finalidad: envío de publicaciones así como correos comerciales. Legitimación: consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Derechos: Acceder, Rectificar, Limitar o Suprimir tus datos en sdl@soniadurolimia.com. Para más información consulte nuestra política de privacidad.

Send this to a friend